No importa qué tan cool seas, nunca serás Batman y Robin montados en los cables de electricidad cool.