De nuevo cambio el tema que ya tenía preparado (la semana pasada postergué mi artículo original para hablar del cómic de James Bond) para hablar de algo que no puede esperar, porque si me espero eventualmente va a ser demasiado tarde .

El primero de Septiembre de este año, Bandai Namco anunció que va a apagar los servidores del juego Soulcalibur: Lost Swords el 30 de Noviembre de este año.

Esta noticia tiene casi un mes de haberse publicado, pero en aquel entonces hice caso omiso de ella porque no tenía ninguna experiencia con el juego. Esto cambió el martes 22 de Septiembre cuando lo jugué por primera vez. Creo que está de sobra decir que el juego me encantó.

El Soulcalibur: Lost Swords es un juego de peleas que a pesar de ser free-to-play, ofrece microtransacciones para poder quitar las restricciones que limitan el tiempo de juego (algo que me gusta llamarle: pay-to-keep-playing), y para mejorar el armamento y la armadura de los personajes. El juego apareció en la tienda virtual del PlayStation 3 de Norteamérica el 22 de Abril del 2014 (en Japón salió el 6 de Febrero de ese mismo año) y está basado en el Soulcalibur V.

A pesar de que se necesita estar conectado al PlayStation Network, Soulcalibur: Lost Swords no ofrece la modalidad de enfrentarse en línea con otros jugadores, solo ofrece la modalidad de misiones de un jugador (llamada Edge Master Mode en Soul Edge, Mission Mode en Soulcalibur, Weapon Master Mode en Soulcalibur II, Tales of Souls en Soulcalibur III, Tower of Lost Souls en Soulcalibur IV y Story Mode en Soulcalibur V).

En general el juego fue mal recibido por la prensa y los fanáticos de la serie. La ausencia de la modalidad de enfrentarse en línea a jugadores de todo el mundo ha sido muy criticada. Tampoco fue bien aceptado que algunas mecánicas de juego de la serie fueran cambiadas, simplificadas o quitadas. Sin embargo, el enfoque que se le da al juego de gastar dinero (ya sea el que ganamos dentro del juego o el que ganamos en el mundo real con nuestro trabajo) para mejorar a nuestro personaje fue algo que no le hizo gracia a muchos.

No obstante, el juego no es malo. En los seis días que llevo jugando he podido avanzar mucho y de momento no le veo fin a las misiones (en el juego le llaman “Quests”). Varias veces he llegado al punto que se me acaban los “créditos” que tengo para jugar, pero como estos se renuevan con el paso del tiempo o de otras formas que no implican hacer un gasto monetario la verdad no representa un problema.

Al iniciar el juego se nos da la opción de seleccionar a uno de tres personajes: Mitsurugi, Siegfried o Sophitia. Este va a ser nuestro personaje por lo que resta del juego a menos que obtengamos las “Unlock Keys” (algo que no he podido hacer) que aparecen en algunas misiones para poder cambiar de personaje principal. Además de los tres personajes que vienen por default, también podemos jugar con Amy, Astaroth, Cassandra, Cervantes, Hilde, Ivy, Leixia, Maxi, Nightmare, Patroklos, Pyrrha, Raphael, Seong Mi-na y Taki (una vez que hayamos obtenido sus “Unlock Keys”).

Al comenzar el juego nuestro personaje está en ropa interior y solo cuenta con armamento muy básico. Tenemos 32 AP (los créditos) para jugar, los cuales se renuevan de uno en uno cada tres minutos y estos van incrementando conforme subamos de nivel (hay dos formas de adquirir experiencia: para el jugador y para el personaje). Cada misión consta de tres o cuatro niveles en cada uno de los cuales debemos derrotar a un mínimo de tres rivales para avanzar al siguiente. Durante las batallas podemos obtener cofres de tesoro si derrotamos o le hacemos un “Soul Break” al enemigo. En estos cofres podemos encontrar ropa, armamento y material (Soul Stones) para mejorar nuestra ropa y armamento.

La ropa, armamento y “Soul Stones” vienen en cinco colores (rojo, verde, azul, blanco y púrpura) los cuales corresponden a los cinco elementos (Fire, Wind, Water, Light y Darkness) que maneja el juego. Conocer las debilidades de cada elemento nos ayuda a derrotar al enemigo y hacer un “Soul Break” con mayor facilidad. El enemigo entra en “Soul Mode” después de recibir cierta cantidad de daño (en algunos casos entra en este modo al inicio de la batalla) y tenemos alrededor de diez segundos para destruir la armadura y hacer un “Soul Break” exitoso. El daño que se haga durante el “Soul Mode” es solo para la armadura, el enemigo no recibe daño alguno (a menos que su armadura ya casi esté destruida y le hayamos dado un golpe muy fuerte).

El juego cuenta con una campaña normal, para expertos y eventos especiales (Normal, Master y Events). La campaña normal está dividida en cuatro secciones (de nueve, once, once y diez niveles) y la de expertos tiene quince niveles. El costo en AP para jugar cada misión (Quest) va incrementando conforme avanzamos, pero afortunadamente podemos ganar pociones para recuperar todo el AP si cumplimos ciertos requerimientos del juego (estos se encuentran en una sección llamada “Missions” que a mi parecer nombraron incorrectamente). De hecho, las pociones de AP se pueden conseguir a diario si gastamos un “Continue Ticket” diariamente (los cuales se pueden obtener a diario si en un día bajamos nuestro AP a cero).

El juego también cuenta con personajes de apoyo, los cuales son los personajes creados por otros jugadores. Dichos personajes aparecen aleatoriamente antes de iniciar una misión y nosotros debemos elegir a quién queramos que nos apoye. Al final de la misión, el juego nos pregunta si queremos enviarle al dueño del personaje una invitación para que se vuelva nuestro aliado. Si su lista de aliados no está llena, la invitación se le enviará instantáneamente y el personaje aparecerá en la lista de personajes de apoyo una vez que nuestra invitación sea aceptada. Usar a estos personajes no solo ayuda a pasar las misiones más difíciles, también nos dan diez puntos FP si los usamos en una batalla en la que terminamos siendo ganadores.

Los puntos FP, al igual que las pociones AP y los “Continue Tickets” solo se dan a diario, y cuando digo a diario, me refiero a que debe pasar un día entero. Es decir, si obtenemos uno de estos premios a las 10:00 PM del domingo, tenemos que esperar hasta que pasen 24 horas para usar el “Continue Ticket” y poder recibir la poción AP gratuita, quedarnos sin AP y recibir el “Continue Ticket” gratuito o usar a un aliado (estos personajes desaparece de la lista por una hora después de usarlos) para recibir los puntos FP. Si hacemos esto antes de tiempo, no recibiremos nada.

Los puntos FP los podemos usar en la tienda (Shop) para adquirir cofres de tesoro Premium, los cuales usualmente nos dan mejores artículos que los que se consiguen en las misiones. Otra forma de conseguir buenos artículos es entrar al evento llamado “Soul Edge Scramble”, en el cual podemos ir adquiriendo fragmentos de la espada Soul Edge y obtener armamento especial como premio (el armamento que no nos sirva lo podemos vender para obtener más oro para pagar el “Crafting” de nuestro equipamiento). Les recomiendo entrar a esta modalidad del juego cuando sean hábiles para realizar el “Soul Break” y que hayan obtenido un nivel de cuatro como jugadores.

Como pueden ver, el juego ofrece muchas cosas, varias de las cuales no se van a poder lograr con la fecha de cierre a dos meses de distancia. Completar las misiones del modo normal y experto, que en lo personal se me hacen muy satisfactorias, es algo que creo está al alcance de casi todos. Completar exitosamente las misiones y obtener los “Unlock Keys” de todos los personajes en la modalidad de eventos es algo que se me hace inalcanzable. Obtener el mejor armamento y armadura también me parece una meta poco factible.

Independientemente de ello, si les gustan los juegos de peleas con armas, los retos y completar misiones, el juego es definitivamente para ustedes. El juego no es tan malo como la crítica lo hace ver y Bandai Namco lo está descontinuando porque al parecer hay más Soulcalibur en el horizonte. Dejen sus otros juegos de lado y pónganse a jugar Soulcalibur: Lost Swords. No se arrepentirán.

Antes de finalizar, ¿a alguien más le da asco que el nombre de Bandai esté antes que el de Namco? Alfabéticamente la B va antes de la N y cronológicamente Bandai (5 de Julio de 1950) se fundó casi cinco años antes que Namco (1 de Junio de 1955); sin embargo, ninguna de estas razones justifica poner el nombre de la compañía que recuerdo por sus juguetes y videojuegos caca antes del de la compañía a la que conozco por sus excelentes videojuegos.

Por último, el nombre del sistema de clasificación de videojuegos en Europa (PEGI, la Pan European Game Information) también me provoca revulsión. No se ustedes, pero la primer cosa que me viene a la mente cuando escucho PEGI es una marrana odiosa y geniosa (sé que la pronunciación es diferente, pero mi mente asocia un nombre con el otro).

#Solid

Fuentes: Polygon, Página Oficial, Wikipedia (Soulcalibur: Lost Swords, Bandai y Namco) y Soulcalibur Wikia.