Journey Into Mystery #622-645 + (Siege: Loki #1, Exiled #1, New Mutants v2 #42-43, The Mighty Thor #18-21)

Autores: Kieron Gillen, et al.

En un principio, estaba Loki.

Pero quería cambiar.

¿Podemos cambiar?

Esa era la pregunta a la que se enfrentaba el Dios de las Mentiras y los Trucos. Para poder hacerlo, fraguó un plan para deshacerse de todas las ataduras metafísicas que lo controlaban. Así su destino no estaría escrito en ningún lado. Y estaba listo para poder hacer lo que quisiera.

Y así murió. Como todo un héroe. Enfrentándose a una terrible amenaza. Quién lo hubiera pensado.

Pues Loki. Obviamente. Todo era parte del plan.

Y Loki regresó. Porque su hermano lo extrañaba, y lo trajo de vuelta.

Ahora Loki era un niño otra vez. Un niño inocente y adorable que le gustan las malteadas y bajar películas del Bit Torrent para verlas en su iPad. Un niño que apenas unos instantes de haber regresado hizo un pacto con el Señor del Infierno, con la Diosa del Inframundo y liberó a Surtur para que destruyera Asgard. Ah, y también mató a su hermano.

¿Por qué? Porque Loki.

Eso no fue el final. Fue sólo el principio de la historia. Kid Loki aún tendría muchas amenazas que enfrentar, entra las que se incluyen los Señores del Miedo, los Nuevos Dioses de la Industria y la Democracia y el desprecio y la desconfianza de todos los que conocieron su anterior encarnación. Pero su mayor enemigo se encontraba muy cerca de él. ¿Quién es ese enemigo?

Pues Loki. Obviamente. Siempre Loki.

Aunque tal vez su enemigo más grande era todavía más sutil: nosotros. Porque no importa qué tanto quiera cambiar, Loki sigue siendo un personaje dentro de una Historia, una Historia que nosotros hemos determinado que es más interesante con Loki siendo villano.

Journey Into Mystery es un raro placer. Es una de esas corridas que toma un personaje que tiene décadas de existencia y lo deconstruye hasta hacernos ver facetas que nunca habíamos considerado. Es una Historia cuya trama es tan precisa y planeada que la pone al nivel de cualquiera de Neil Gaiman o James Robinson. Una Historia cuyos personajes son memorables y encantadores y que logra despertar alegría, emoción y tristeza.

Es apropiado. Después de todo, Loki es el Dios de las Mentiras y ¿qué son las Mentiras sino Historias? Y Journey Into Mystery es una gran relato sobre si Loki puede cambiar su propia Historia o está destinado a ser el villano que todos piensan que es.

¿Quién gana al final? Pues Loki. Obviamente. Siempre Loki.

Pero lo que importa es el recorrido.

(El preludio de “La Gran Saga de Loki: el Mejor Personaje de Marvel” se contó a través de varios títulos, y la mayoría no están ni cerca de la altura que alcanza Journey Into Mystery, pero si por motivos completistas les interesa, también comprende: El regreso de Thor y los demás Dioses del Ragnarok lo vemos en la corrida de J. Michael Straczynski, que inició con un nuevo #1. Como todo lo que escribe JMS, es pedante, aburrido y con un sentido de dirección ominosamente falso. Después del #12 regresa a la numeración anterior con el #600 y como suele ocurrir JMS deja el título a la mitad de sus historias en el #603, pero a partir del siguiente llega el infinitamente superior Gillen a cerrar las tramas. Su run del #604 al #614 sirve como preludio a JiM, en espacial los últimos 4 números.

Loki muere en Siege #4 – la “terrible amenaza” antes mencionada es obvio Brian Bendis – y no podría recomendarle Siege a nadie. Es terrible. Sin embargo Siege: Loki es de Gillen y es muy recomendable porque inicia una trama esencial.

Matt Fraction escribe Thor desde que se va Gillen hasta que regresa y el título cambia de nombre y a él le dan uno nuevo: The Mighty Thor. Fraction es el que hace que Thor traiga de vuelta a Loki en Thor #616 y en el siguiente número lo lleva a Asgard. Fraction ha escrito buenos cómics en su carrera. Su Thor no es uno de ellos.