Eyes! Lungs! Pancreas! So many snacks, so little time!

Venom, como tal vez lo sepan, es el resultado de una bizantina y tortuosa cadena creativa que involucra media docena de autores de cómics, pero cuya creación generalmente se le atribuye a ese enfant terrible y fundador de Image Todd McFarlane y a David Micheline, escritor regular de Spider Man durante de la década de los ‘80s y ‘90s que muchos sin duda recuerdan con cariño a pesar de ser incapaces de nombrar una sola historia memorable bajo su nombre.


Nos aburrimos. 

..no sé qué fue eso. ¿En que estaba? Ah sí, Venom en los cómics. Un villano y después anti-héroe cuya historia en las viñetas siempre estuvo inseparablemente ligada a Spider-Man..

No necesitamos a Spider-Man

…creo que algo me cayó mal. Bueno, como Spider-Man le fue cedido a Marvel Studios, y el antiguo director de esa casa productora Avi Arad sigue estando un poco amargado por la manera en la que Kevin Feige le quitó su puesto y luego lo botó a la basura, sigue intentando hacer un universo de Marvel en Sony, y Venom es el primer intento en realizar este objetivo.

El problema es que la película es pésima. Uno de los elementos más importantes al momento de filmar una película es establecer el tono de la misma, lo cual se puede describir como…

Blah, blah, blah. Ya empezaste con tus mamadas. A nadie le importa. Eres un pusilánime. 

Ok, no sé qué está pasando.

Somos Venom. 

No puedes ser Venom. Venom no existe.
Este ni siquiera es el Venom de esta película pero me dio flojera buscar otra imagen
El estreno más exitoso en octubre dice lo contrario. Somos un simbiote. Un organismo que coexiste con otro para beneficio mutuo. En este caso, existimos para que puedas aceptar que disfrutaste Venom. 

Yo no… no disfrute la película.

La amamos. Tom Hardy se mete a una pecera y le da una mordida a una langosta. 

Eso tal vez es divertido, pero no significa nada. Es imposible decir cosas buenas de Venom. Empecemos por Eddie Brock. Es un personaje plano y sin vida. Su arco carece de moción y se mantiene permanentemente estancado en su rol de generalmente buena persona dispuesto en ocasiones a sacrificar su ética por sus ideales.

Tenemos razón. Tom Hardy se merece todos los oscares. 

Eso no fue lo que dije.

No te estamos poniendo atención. Dices puras tonterías. 

Continuando. Supongamos que Tom Hardy es lo que sostiene la película a pesar de las deficiencias de su papel, es el único del que se puede decir eso. Riz Ahmed y su Carlton Drake son casi tan malos como un villano de Zack Snyder. Su motivación es vaga, y cambia una vez que se une al simbiote. ¿Y por qué tuvo que viajar el simbiote por todo el mundo para insiste? No tiene sentido. En este guion las cosas pasan porque tienen que pasar. Drake es villano porque es malo, y su plan, primero de salvar a la Tierra y luego a condenarla solo existen porque tienen que ocurrir cosas en la película.

A nadie le importa la trama de una película. Me avergüenzas. 

Entonces qué es lo que importa.

Acción y comemos cerebros son deliciosos. Si alguien quisiera ver una de tus películas con trama y temática no verían algo llamado Venom. Fue hecha para los fans. 

Eso solo lo dicen de las películas que son una mierda.

Una mierda…en el viento. 

Me doy por vencido.

Te dije que eras un pusilánime 

Bueno, entonces mejor tú di porque es tan maravillosa Venom.

Gracias. Nosotros sí sabemos de lo que hablamos. Es una maravillosa historia de amor contada con el carisma de un sitcom clásico. 
Como un nuevo Titanic
 
Supongo que se puede ver a Eddie y Venom como un romance, porque la subtrama con Michelle Williams no aporta nada tampoco

Es la mejor película de superhéroes desde el clásico Ghost Rider de Nicolas Cage. Nos remonta a los clásicos de inicios del siglo XXI como Elektra y Daredevil.

Nunca nadie le ha dicho “clásicos” a esas tres películas
Cállate, estamos hablando. Venom no tendrá personajes bien realizados, una trama coherente, pero tiene lo que ninguna otra película de superhéroes tiene. 

¿Chistes de caca?

Chistes de caca. Y Tom Hardy comiéndose el escenario como si fuera un delicioso y suculento cerebro. Nadie puede decir que no puso todo su empeño y dedicación al papel. Bien pudo haber dicho que el material era basura y mejor dedicarse a actuar como sonámbulo. Como Ben Affleck en el DCFU. 

En eso tienes razón. Pero cómo se puede obviar todo lo malo que tiene. El inicio cuando se está tratando de establecer la endeble historia arrastra la cinta, y aunque la persecución en la calles de San Francisco es modestamente entretenida, los efectos especiales del resto de las escenas son pésimos. La batalla final es incoherente y tan indescifrable como cualquier pelea entre Transformers de Michael Bay, pero con chorros indistintos de aceite.

Igual disfrutamos cada segundo de ella.

OK. Digamos por un momento que olvido absolutamente todo lo que sé acerca de los componentes y parámetros que hacen que aun un ejercicio subjetivo como lo es el cine se pueda determinar como algo de calidad, bajo ese concepto..

Ya cállate y acepta que te divertiste.

Está bien, lo acepto.

Di lo demás.

¿No me dejarás conservar mi dignidad?

No tenias.

De acuerdo. Vería con demasiado gusto una secuela si va a tener a Woody Harrelson como Carnage. En los pocos segundos que lo vimos, con ese dialogo tan obvio y cursi con el que termina la película, ya sabemos que su objetivo no es hacer una actuación, sino comerse la pantalla como Venom comiendo cerebros.

Ya estás haciendo que nos pongamos orgullosos de ti.

El objetivo de mi vida.
Ni editándola en Photoshop sé qué está pasando aquí
Ahora recomiéndala.

No me puedes obligar a tal cosa. Me rehúso a usar un cliché como “es palomera” o “entretiene si apagas el cerebro”, pero puedo decir que no esta totalmente desprovista de gracia – ya sea intencional o accidental – y carisma; y en ningún momento trata de sonar más profunda de lo que es. Aquí no vamos a ver una exploración del lugar del superheroismo en el mundo actual, o los limites de las actividades extrajudiciales de los enmascarados. La filosofía de Venom parece limitarse a “trata de comerte el cerebro pero solo de las personas malas”, y en un mundo donde las películas de superhéroes tratan de explorar temas cada vez más opacos, eso es incluso refrescante.

Mejor. Película. Del. Año.

Como digas, Spider-Man.

RETIRA LO DICHO.

–Héctor