‘Espero que aun haya un poco de magia en ustedes’

Este año Pixar lanzará dos cintas animadas y la primera de ellas es Unidos (Onward), una película aparentemente modesta en su temática que sin embargo encierra una poderosa y conmovedora trama de amor fraternal. Dirigida por Dan Scanlon (Monsters University), producida por Kora Rae, y escrita por Scanlon, Jason Headley y Keith Bunin.

Unidos se sitúa en un mundo fantástico donde la magia quedo relegada por la tecnología y cuenta la historia de Ian (Tom Holland) y Barley Lightfoot (Chris Pratt), un par de hermanos elfos que perdieron a su papá poco después de que Ian, el más joven naciera. Cuando Ian cumple dieciséis años, su madre Laurel (Julia Louis-Dreyfous) les entrega un último regalo de su padre: un bastón mágico que les permitirá conjurar un hechizo para traer de vuelta a su padre por 24 horas. Pero el hechizo sale mal y solo sus piernas regresan, así que Ian y Barley deberán embarcarse en una aventura contrarreloj para poder completar el hechizo y reencontrar a su padre.

Aunque la temática de una película situada en un mundo de fantasía me parecía ciertamente atrayente, la noticia de que Dan Scanlon seria el director de Unidos no me emocionó demasiado. Monsters University no es una mala película pero tampoco es sobresaliente en la historia del estudio. Sin embargo, el casting de Holland y Pratt así como un par de tráileres fantásticos despertaron mayor interés en la cinta.

Scanlon ha contado que la idea de la cinta surgió cuando escuchó una vieja cinta grabada por su padre, el cual falleció cuando Scanlon y su hermano eran muy jóvenes. Esta anécdota personal explica y define mucho de las temáticas mostradas en pantalla.

Lo primero que resalta de la cinta es lo magníficamente construido que esta el guión. La cinta tenía muy en claro la historia que quería contar (un relato sobre dos hermanos muy distintos y a quien un padre ausente los ayuda a reconocer el profundo amor, cariño y apoyo que se tienen mutuamente) pero también ejecuta una arco narrativo impecable donde todos los elementos tienen una función y propósito y son ejecutados con gracia y fineza.

La cinta se estructura en una suerte de road movie mezclada con role playing game de fantasía donde los hermanos van viajando, siguiendo una serie de pistas y superando algunos retos para obtener su recompensa final (la cual podría no ser la resolución obvia de la cinta). Es a través de este viaje que conectan personalmente y conocen a una serie de personajes delirantes y encantadores entre los que destacan Corey, una mantícora maravillosa a la que da voz Octavia Spencer así como unas hadas bastante rudas e hilarantes.

El centro emocional de la cinta que se ejecuta en el tercer acto de la historia es tremendamente poderoso y conmovedor. Esta construido con una fineza y solidez que la audiencia queda completamente conmovida en como se unen las piezas y se les dota de una resignificación que no tenían previamente y que completan el viaje emocional de nuestros protagonistas. Es un momento emocionalmente puro y bellísimo.

Pixar una vez más vuelve a sorprender al crear un mundo fantástico completamente creíble, brillante y asombrosamente ordinario. Creo que parte de la razón por la que la gente no se interesó tanto por esta cinta como otras del estudio es que su premisa situacional no suena tan arriesgada como otras cintas (aquí no se esta sintetizando una tradición milenaria o conceptualizando los procesos de pensamiento y madurez humana) y puede tomarse como una apuesta segura y convencional («¿Una película de seres mágicos de fantasía?, ¡eso ya esta muy visto!»). Y aunque pudiera ser cierto que hemos visto mundos de fantasía en otras ocasiones el que construye Pixar es visualmente muy impresionante y detallado además de que sigue una lógica bastante interesante y bien plasmada en la pantalla. La manera en que la cinta fusiona lo extraordinario de este mundo de fantasía con lo ordinario de nuestra realidad es fantástico.

Finalmente, el elenco de esta cinta es maravillosa (el doblaje en español se los debo porque aún no la veo en nuestro idioma), Tom Holland se lleva la cinta de manera fabulosa con su encantador y adorable Ian. El personaje de Tom es tímido, sensible, ansioso, reflexivo, pero también encantador, valiente y construye su confianza y autoestima a través de la cinta. Chris Pratt esta fantástico como Barley en un rol tosco y torpe que embona visualmente con el personaje de manera genial. Como mencione anteriormente, Octavia Spencer es magnifica como la alocada y encantadora Corey, asimismo, Julia Louis-Dreyfous es tierna y encantadora como Laurel, un personaje que sorprende por las cosas que es capaz de hacer por sus hijos.

Unidos es un triunfo animado más para Disney y Pixar, con una cinta de una innegable calidad técnica, un guion sólidamente estructurado y ejecutado, un derroche de creatividad e imaginación para crear un mundo fantástico y realista, así como un elenco de primera calidad. Es además, una historia de amor familiar y fraternal con un inmenso corazón donde reflexionamos que aunque las figuras inspiradoras no se manifiesten en la forma que pensamos, muy probablemente encontraremos y contaremos con personas que nos apoyan y nos ayudan a descubrir nuestra mejor versión de nosotros mismos.