One Perfect Gift”, Flash v2 #73.

Una de las mejores cosas que hizo Mark Waid con Flash fue la creación de una familia de velocistas alrededor de Wally West. Una de las primeras cosas que hizo rumbo a ese fin fue traer de vuelta a Jay Garrick, el primer velocista en usar el nombre Flash. Jay y todos los miembros de la Justice Society of America fueron metidos en un baúl después de Crisis on Infinite Earths, pero durante los 90s Waid y otros escritores se encargaron de desempolvarlos y los convirtieron en mentores de la nueva generación de superheroes – rol en el que continuarían hasta que fueron mandados al ghetto de otra Tierra después del nuevo 52.
Este numero de Navidad fue el primero en el que regresó Jay. Aquí vemos como Wally y Jay, junto con sus respectivas parejas, se preparan a celebrar la Navidad. Pero Wally se encuentra inquieto, por lo que Jay prefiere sacarlo a patrullar mientras acaban la cena de Navidad.
Durante sus rondas, Wally le confiesa a Jay el motivo de su inquietud: sí, el propósito de las fiestas es estar con nuestros seres queridos, pero hay una parte de él que extraña ese mono de Batman guante de beisbol que solía encontrar bajo su pino, y que es parte de ese algo especial que se va perdiendo en la Navidad mientras crecemos.

En medio de la platica, salvan a una mujer embarazada de ser atropellada.

 

La mujer les pide ayuda; necesita que salven a su esposo, quien está a punto de cometer un error terrible al cometer un crimen, pensando que esa es la única manera que tiene de proveer para su familia. Los Flashes, heroes que son, obviamente acceden a ayudar, pero primero tienen que solucionar el pequeño problema de que ella está a punto de dar a luz.
Con eso resuelto, Wally corre a detener a Joey, pero no lo puede encontrar.
Joey procede con el atraco, pero un encuentro con un niño lo hace cambiar de parecer. Algo que no les cae muy bien a los que lo convencieron de que se convirtiera en ladrón.
Afortunadamente, la velocidad del cometa carmesí salva el día.
Wally le dice que su esposa acaba de dar a luz, y Joey corre a encontrarse con María.
En caso de que el simbolismo no haya quedado claro, Mark se encarga de recalcarlo.
De vuelta con la familia, Wally se encuentra con el regalo perfecto, cerrando lo que fue una maravillosa Navidad.
–Héctor