Terminamos con las doncellas e iniciamos una nueva historia, esta vez situada hace 243 años en los albores de una nueva Guerra Santa y protagonizada por caras nuevas en roles ya determinados y viejas caras en sus juventudes originales. Acompáñennos a descubrir Saint Seiya: El Lienzo Perdido

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here