El afamado director Quentin Tarantino dio una entrevista a Vulture donde nos habla de su última película, The Hateful Eight:

«No me estoy suicidando aún. Es lo que es. Nos estamos apurando y tratando de llegar hasta el final. Entonces regresas y tratas de hacerla aún mejor. Pero primero tienes que llegar al final.»
Todas las películas que he hecho, siempre ha habido una fecha que queremos cumplir, ya sea Reservoir Dogs, tratando de cumplir la fecha de Sundance, o Pulp Fiction, con la fecha de Cannes.
Pero siempre lo logramos. Y así no tenemos una situación donde acabas la película y los que pagaron por hacerla tienen la oportunidad de sentarse y destrozarla a morir.»

Tarantino tomó la oportunidad para hablar del racismo en los Estados Unidos y como se refleja en The Hateful Eight:

«Ya estaba en el guion. Ya estaba en lo que filmamos. Sólo sucede que es oportuno justo ahora. No estábamos tratando de hacerlo oportuno. Es oportuno. Me encanta que la gente está hablando y lidiando con el racismo institucional que ha existido en este país y que ha sido ignorado. Siento que estamos en un momento 60’s otra vez, donde la misma gente ha tenido que exponer lo feo que son las cosas antes de que puedan cambiar. Tengo esperanzas que eso es lo que sucede ahora.»

Tarantino no siempre es tan mesurado al hablar de raza, pero en está entrevista se ve muy racional y genuino. También nos habla de su admiración por el presidente Barack Obama, los blockbusters actuales, el rescatar carreras de varios actores y cómo es mucho más tranquilo estos días. Léanla, está muy interesante.

Fuente: Vulture